Se produjo un error en este gadget.

martes, 7 de septiembre de 2010

OJOS BIEN CERRADOS




DE MANUEL PARA ROSARIO:

Si esta noche, dormida
sientes en tu espalda
mis manos, que te acarician
no abras los ojos...

Si escuchas, palabras
susurrantes en tus oídos,
que te hablan de amor y de deseo,
no abras los ojos...

Si sientes mi aliento sedoso y tibio,
acariciar el bello de tu nuca;
y mi boca mordiendo suavemente el lóbulo de tu oreja,
no abras los ojos...

Si mis brazos rodean tu talle,
si aprietan contra tu espalda mi pecho,
si mis manos, como cuéncos, rodean tus senos,
no abras los ojos...

Si cojo, tus caderas con fuerza
si acerco a tu culo marmóreo
mi sexo que despierta,
no abras los ojos...

Si mis manos deslizan
hacia abajo tus braguitas,
y mis dedos juegan, con los labios de tu vulva húmeda,
no abras los ojos...

Si sientes mi deseo entrando en tu gruta,
si nuestros cuerpos se mueven, ora despacio ora deprisa
si nuestros cuerpos se reconocen, acoplándose el uno en el otro,
no abras los ojos.

Si tu cuerpo, se contrae y estira,
si tu piel se eriza, si las convulsiones
irresistibles del placer te dominan,
si sientes que tu vientre se derrite
mientras suspiras
y gimes
y tiemblas
y te mojas y me mojas,
y te corres.
No abras los ojos.

Si con voz trémula me pides que te coja con mas fuerza,
si me pides que sienta la irrepetibilidad del momento,
si me pides que sienta todo el amor que me das
cuando me dejas que te haga mía;
y yo, suspiro
y gimo
y tiemblo
y te mojo y me mojo
y sientes que me voy dentro de ti.
No abras los ojos.

Si esta noche me sientes en tu espalda,
no abras los ojos,
por favor, no los abras,
no sea sólo un sueño, un dulce e irrepetible sueño.



DE ROSARIO PARA MANUEL:

No abriré los ojos
cuando tus manos
acaricien mi piel desnuda
y exploren mi cuerpo deseoso

No abriré los ojos
cuando tus palabras eróticas
escandalicen mis oídos
y me hagan estremecer

No abriré los ojos
cuando tu lengua quiera encontrar
el lugar exacto
donde se enciende mi pasión

No abriré los ojos
cuando tus brazos me rodeen
acaricien mis senos, mi vientre, mi nalgas
y me aprieten fuerte contra ti

No abriré los ojos
cuando sienta como tu dureza
se quiera abrir paso hacia mi ano virginal
y no encuentre ninguna resistencia

No abriré los ojos
cuando sienta como deslizas tus manos
buscando mi sensualidad
y la encuentre húmeda, deseosa, expectante

No abriré los ojos
cuando desee probarte, lamerte, chuparte
y me permitas prender mi boca
de tu deliciosa intimidad

No abriré los ojos
cuando te recorra con la lengua
el glande, el pene, las bolitas y mas allá
y descubra tu olor
que se mete en mis entrañas
y se queda para siempre en mí

No abriré los ojos
cuando tu boca deseosa
se prenda de mis senos
turgentes, cálidos, duros

No abriré los ojos
abriré las piernas para que en loco frenesí
me penetres y me hagas descubrir
como se puede amar sólo con sentir

No abriré los ojos
cuando cabalgues en mí
más rápido, más fuerte
más profundo o cuando permitas
que yo cabalgue en ti

No abriré los ojos
cuando tus gemidos
inunden mis oídos
y me hagan desearte más
y en el silencio de la noche
yo grite tu nombre y te pida siempre más

Sólo abriré los ojos
cuando este sueño apasionado
se repita una y otra vez
cuando venza la distancia, el tiempo, la ilusión
y se haga cada día
una hermosa realidad
y me permita gozar esta fantasía
por los siglos de los siglos,
hasta el infinito
y mas allá…

1 comentario:

JUGLAR NOCTURNO dijo...

Las letras van y vienen y en ese balanceo caprichoso, el deseo los humedece y nos excita.

Saludos sexy escrito, Besote!!!