sábado, 18 de noviembre de 2017

Regalo



Abrázame esta noche
no importa lo lejos o lo cerca que estés.
Abrázame por lo que se fue y lo que llega.
Que cada espacio en mi sepa que existes.
Que no haya tristeza ni sienta soledad
porque aquí o allá podré sentir que estás conmigo.

Abrázame para recordar
que esta y todas las noches son y serán nuestras,
que la alegría es temporal pero la felicidad es eterna
-y tu me das felicidad-.
Abrázame y brinda luego conmigo
por la fortuna de tenerte en mi vida,
por la certeza que me dan tus ojos
por ese regalo inmenso de saber que existes.

Abrázame esta noche,
abrázame fuerte un rato;
que sienta tu calor y la fuerza de tu amor.
Abrázame esta noche mirando juntos el cielo,
para agradecer y pedir al altísimo
ese deseo inmenso de sabernos eternos...
 

martes, 7 de noviembre de 2017

TE IMAGINO


Te imagino impaciente

Por tenerme a tu lado
Por adular mi sonrisa
Por saborear mis labios.

Te construyo para mi

Y te observo cuando deseo
Hundes en mi tu mirada
Clavas en mi tu sexo.

Clavas en mi tu amor

Agua pura, río fresco
Que baña mi suave piel
Que humecta mi cuerpo entero.

Te imagino indagando

Entre cada lunar que tengo
Y sin preguntar nombrando
Para ti el más perfecto.

Te percibo de repente

Como las hojas al viento
Suavemente soltando
El nudo de mi cabello.

Aprendo de tus locuras

Como si fuera un juego
Y vas a ciegas buscando
El amor que yo te entrego.

Y te veo inmaculado
Sumergido en pensamientos
Que están tan llenos de mí
Como tus propios sueños.

Así te he imaginado

Porque así es como te quiero
El día que te halle
Yo seré tuya
De la forma en que te pienso.

viernes, 3 de noviembre de 2017


Desde el principio





Sin la distancia que construimos 
Sin las promesas que no cumplimos 
Con los abrazos que no nos dimos 
Sin una herida 

Con lo errores que cometimos 
Sé que no es fácil lo que te pido 
Con la experencia ahora que da la vida 
Vamos desde el principio 

Sin importar si hay un pasado 
Me voy colando entre tus labios 
Con la destreza de quien lo ha vivido ya 

Sin una frase que se quede muda 
Sin que nos quede nada por dentro 
Con la prudencia de quien ya estuvo frente a un abismo 

Sin los intentos que no salieron 
Sin las palabras que no dieron miedo 
Con la promesa que no volverá a pasar 

Sin importar si hay un pasado 
Me voy colando entre tus labios 
Con la destreza de quien lo ha vivido ya 

Con los aciertos que faltaron 
Con el respeto que olvidamos 
Con la verdad y todo lo que puedo dar 

Sin los intentos que no salieron 
Sin las palabras que nos dieron miedo 
Con la promesa que no volverá a pasar 

Sin importar si hay un pasado 
Me voy colando entre tus labios 
Con la destreza de quien lo ha vivido ya 

Con los aciertos que faltaron 
Con el respeto que olvidamos 
Con la verdad y todo lo que puedo dar 

Sin importar si hay un pasado 
Me voy colando entre tus labios 
Con la destreza de quien lo ha vivido ya 

Con los aciertos que faltaron 
Con el respeto que olvidamos 
Con la verdad y todo lo que puedo dar 

Sin importar si hay un pasado

sábado, 28 de octubre de 2017

BAILANDO CON HERIDAS

Las luces espontáneas, el calor intenso
La música contagiosa, los cuerpos traviesos
Era un lugar olvidado por la ley,
Perfecto para el que busca un rato de placer.
Cuando me acerque a ti,
Se reía en tu cara el destino
Te rodeaba el intoxicante humo
Te acompañaba una copa de vino
Quédate conmigo esta noche
Baila conmigo aunque estés herido
Deja tu dolor a las sombras del olvido
Mueve tu cuerpo al compás del mío
Olvida de tu pasado, tu dolor
Olvídate de la que te hizo llorar
Quédate conmigo, soy tu presente
Calmaré con besos tu sangre ardiente
Baila esta noche con tus heridas
Deja que la música cure tu alma
Enciende de tu fuego la pasión
Y esta noche pierde conmigo la razón
Pues yo también bailo con heridas…
R. M.

jueves, 26 de octubre de 2017

TE EXTRAÑO DEMASIADO


Mi cara ardiente y enrojecida
Mis pechos turgentes y rosados
Estoy tan caliente
he estado sola tanto tiempo
La cama se siente tan vacía
te echo tanto de menos
Comienzo a imaginarte
Puedo sentir como voy mojándome
Mis dedos se mueven
hacia abajo para sentir mi lubricación
Lentamente me quité la ropa pensando que lo estaba haciendo por ti
Mis dedos jugaron mientras me pongo aún más mojada
Dos dedos y luego tres
Me sentí tan bien
Dedos reemplazando tu dureza
jugando con mi clítoris
A partir de ahí engañé a mi coño con un juguete
Abrí mis labios y lo deslice dentro
Tan caliente y mojado
La empujé más profundo una y otra vez
Se sentía genial, vibrando en mi clítoris
La empujé más profundo otra vez más y más rápido y más rápido
Maldición, fue increíble
Más rápido y más rápido y más profundo y más profundo
Tan profundo como tú irías
Me vine pero quería más
Te quiero
Para sentir tu polla
Para sentir tu cuerpo
Duro y perfecto
Después de venirme una vez
Tiré del juguete para que la punta estuviera  en mis labios
Y jugando con mi clítoris otra vez
Oh cariño, se sintió tan bien
Empujé hacia atrás más y más profundo una y otra vez
Con mis caderas girando sin control
Una y otra vez golpeando más profundamente en mi coño
tan húmedo de tanto acabar
Sentí mis jugos resbalando por mi mano
Entonces, lo agarré un poco más fuerte y la empujé más profundo
Más profundo hasta que no pude más y volví
Muy bien, pero simplemente
la satisfacción no es igual
Estoy perdida sin ti
Amor, ¿cuándo será realidad?

viernes, 13 de octubre de 2017

Ritual Secreto



Ritual secreto…
Amante mío, estoy desnuda, más fresca que el agua azul
para tu noche de amor.
Cada extremo de mi boca,
cada esquina de mis miembros
se apresuran como ágiles peces

hacia tus tibias aguas.
Amante mío, yo deseo la mordedura de tus dientes
y me encamino temblorosa hacia cada uno de tus dedos,
me detengo a mirar tu cuerpo a través de oscura cerradura
e incontenible deseo se posa en mis húmedos senos.
Por ti se escapa la sequedad de mi boca,
mi mirada de brújula perdida en tus rincones,
floto voluptuosa en tus profundas aguas
y me abro como flor nocturna a tu plácida noche.
Mi cuerpo, 
fiesta fértil y lasciva.
Paséeme solitaria, desnuda ante tu noche,
siémbrame semillas olorosas a sal.
Mírame desnuda
con la hermosa sospecha
que mi vientre será fértil a tu salada lluvia.
Mi caverna, tibia y silenciosa, guarida perfecta
de tu solitario cuerpo,
Mi boca es suave entre tus dientes,
mi lengua, pájaro que anida en tu boca.
Por mi carne fluye sudor de hierro
y me prendo
como alga marina a tu confuso mar.
Soy la obra inconclusa
con infinitas posibilidades para un final.
Me entrego fácil a tus brazos,
con el misterioso encanto
 de un ritual.
 

miércoles, 11 de octubre de 2017

Café Erótico


Aquí te espero igual que mi café,
ardiente y cargado de deseo,
por sentir en mi tu cuerpo,
y a flor de piel tus labios,
mensajeros ardientes.
Esta mañana quiero,
con mis ansias encendidas,
saborearte total y pleno,
con mis palpitantes caricias,
hacer hervir tu sangre.
Quiero ser tu bouquet,
que de mi ser te apropies,
me degustes palmo a palmo,
hasta hacerme enloquecer,
de placer arrebatado.
Con solo una taza en la mano,
y mi cuerpo febril de poseerte,
esperaré tu llegada impaciente,
para saborear juntos este café,
con palpitante deseo cargado.
J.Ferrer

sábado, 7 de octubre de 2017

- Siéntate aquí,
frente a mi.

- Quiero complacerte,
ofrecerte mi cuerpo...,
hazme sentir que soy solo tuya,
para que dispongas de él y de su piel
sin límites, ni tapujos.

- Me desabotonas la blusa,
dejando ver el sostén
la lencería con delicada puntilla
que enmarca y altiva mis senos,
como lunas blancas de otoño
o de frío invierno.
Humedécete los dedos y
pellízca mis pezones,
que en la areola de mi pecho
resalten inquietos, dentro de su corona
con su halo de color bermejo.

-  Me levanto, giro
dándote la espalda

- Baja la cremallera de mi pollera,
y deja caer, inerte
la tela dela falda
para mostrarte las piernas...;
mostrando también las ligas y el liguero,
las medias de seda negra,
el tanga, tenue y etéreo,
que recorta en negro mis nalgas
dibujando su esbelta redondez.

- Ponme a cuatro patas,
quiero ser,
para ti, una gatita en celo.
acaríciame con la mirada
hasta sentir como se funde en nosotros
el cielo y el infierno....

- Te muestro mi culo blanco,
me acaricio suavemente,
el clítoris, la vulva, los labios del ano;
mojo con la gruta los dedos,
recorro mi sensualidad con rítmicos movimientos,
delicadamente y con fuerza
presionando hacia arriba y hacia abajo,
deprisa y despacio, en círculos
alargados, redondos, oblicuos.
Introduzco mis dedos en cada resquicio humedecido,
agitándolos con ritmo frenético.

- Muevo mis caderas,
al compás arcaico y eterno
que instintivamente bailan los cuerpos;
siento la sangre en el plexo nervioso perineal
siento los espasmos en mi conducto vaginal
siento como suben las oleadas de placer por la médula espinal
siente el temblor en el clítoris
siente como estallan de placer las espinotalámicas neuronas...
y te corres, te mueres de gusto y te corres...
y te dejas ir...
entre gemidos de placer;
sintiendo mi excitación sobre tu piel,
en la caricia de mi mirada.

DESNÚDAME


Cae la noche y ansiosos nuestros cuerpos sienten
la urgencia del deseo y la pasión que desborda los sentidos,
huimos a nuestro rincón secreto, donde solos,
sumergidos en la penumbra sucumbiremos ante el goce.
Desnúdame, ardo en llamaradas que sólo tú extingues,
apaga con tu pasión el fuego de mi cuerpo que cruje en tus manos,
báñame en ti, hazme temblar de placer, que no quede llama viva,
sólo calma mi sed de ti, arrópame con tu fuerza y hazme volar,
que no exista ni tiempo ni distancia que pueda romper
la magia de este encuentro
Hoy soy tu prisionera, sin látigos, sin cadenas,
sumisa ante ti me entrego, rendida sólo a la espera,
de saciarme con tu cuerpo de estremecerme en el lecho,
de calmar mi sed de amor.
Soy toda tuya, completa hasta que amanezca
después reuniré las fuerzas para dejarte otra vez,
y regresar, de nuevo hacia la rutina, esa que día tras día,
hace que al llegar la noche sueñe que vuelo hasta ti.

miércoles, 4 de febrero de 2015

Aún en la distancia

Cuando mi boca sabe a tu boca 
y tu boca sabe a pecado. 
Cuando tu cuerpo empapado 
huele a lluvia de Caracas en primavera, 
y mi cuerpo huele a la esencia

que en mi piel han esparcido tus manos. 
Cuando tu complicidad me reconoce y me acoge 
franqueando el límite de tus piernas, 

y al compás de tus caderas
mi complicidad te reconoce y te colma
y te llena... y te llenas de mi,

entre besos
y me estremezco en ti,

entre abrazos.
Y se funde la piel en los cuerpos 
y se derrite la miel en los labios 
y te derramas en mi 
y me derramo en ti... 

Y entre espasmos, trémulo 
henchido de mil caricias,

tu nombre susurro entre recuerdos
esbozando, apenas, una sonrisa.

viernes, 4 de julio de 2014














- Siéntate aquí, frente a mi.

- Quiero complacerte,
ofrecerte mi cuerpo...,
hazme sentir que soy solo tuya,
para que dispongas de él y de su piel
sin límites, ni tapujos.

- Me desabotonas la blusa,
dejando ver el sostén
la lencería con delicada puntilla
que enmarca y altiva mis senos,
como lunas blancas de otoño
o de frío invierno.
Humedécete los dedos y
pellízca mis pezones,
que en la areola de mi pecho
resalten inquietos, dentro de su corona
con su halo de color bermejo.

-  Me levanto, giro
dándote la espalda

- Baja la cremallera de mi pollera,
y deja caer, inerte
la tela dela falda
para mostrarte las piernas...;
mostrando también las ligas y el liguero,
las medias de seda negra,
el tanga, tenue y etéreo,
que recorta en negro mis nalgas
dibujando su esbelta redondez.

- Ponme a cuatro patas,
quiero ser,
para ti, una gatita en celo.
acaríciame con la mirada
hasta sentir como se funde en nosotros
el cielo y el infierno....

- Te muestro mi culo blanco,
me acaricio suavemente,
el clítoris, la vulva, los labios del ano;
mojo con la gruta los dedos,
recorro mi sensualidad con rítmicos movimientos,
delicadamente y con fuerza
presionando hacia arriba y hacia abajo,
deprisa y despacio, en círculos
alargados, redondos, oblicuos.
Introduzco mis dedos en cada resquicio humedecido,
agitándolos con ritmo frenético.

- Muevo mis caderas,
al compás arcaico y eterno
que instintivamente bailan los cuerpos;
siento la sangre en el plexo nervioso perineal
siento los espasmos en mi conducto vaginal
siento como suben las oleadas de placer por la médula espinal
siente el temblor en el clítoris
siente como estallan de placer las espinotalámicas neuronas...
y te corres, te mueres de gusto y te corres...
y te dejas ir...
entre gemidos de placer;
sintiendo mi excitación sobre tu piel,
en la caricia de mi mirada.


martes, 18 de diciembre de 2012


SOY TU AMANTE

Soy tu amante apasionada, la mujer que te enciende...
a la que no le importa que le des una hora, un minuto...
o toda la vida, para compartirla....

Me baño en mares de lujuria, me lleno de arena apasionada....
soy tu amante nocturna, la que te entiende y te comprende..
la que te exige y da todo...

Mi amante de dulce mirada, extraño tu pasión...
extraño tu calma...
extraño tu cuerpo....

Regresa que ésta que te espera...
con pasión y con paciencia.... se llama...
Tu amante!!!!!!

miércoles, 29 de agosto de 2012

COMO LO HACES CON TU GUITARRA



Me gustaría que lo hicieras, jugar conmigo como lo haces con tu guitarra.
Haz que mi cuerpo vibre como cuerda que se desgarra.
También tengo mis cuerdas, también soy de madera repujada.
Y tus manos se deslizan tocando todo sin dejar nada.
Entre trastes y tornillos que con tus dedos cantan
Mi cuerpo de mujer infiel, desnuda de pudor y de enaguas
Entre tus manos se agita, no quiero que llegue el alba.
Acaricia con tu boca los picos de mis senos, la electricidad recorre mi cuerpo,
convierte tus notas sonoras que se elevan hasta el cielo
en notas de pasión que hagan que alcemos el vuelo.
Me encanta la forma como acaricias el cuello,
tus dedos se aferran dejando en mi piel tu sello.
De mi boca sale un gemido, de la guitarra una melodía.
Pruebo tu dureza, tan divina, tan grande, tan mía.
¿Por qué no vienes conmigo, a alcanzar el Nirvana?
Vamos al refugio que hemos creado, a nuestra cama.
a fundirnos, deseo, pasión, música y melodía.
Vamos a hacer el amor toda la noche y todo el día.
El tiempo se detuvo, ya no hay prisas ni distancias, 
la noche se quedó dormida, al alba no quiso despertarla.
Por las ventanas vecinas se asoman otros amantes
escuchando nuestra música, mi cuerpo y tu guitarra cantante.
Cuando por fin despertemos, cuando el sol entre por la ventana
seguiremos juntos y mi cuerpo volverá a ser tu guitarra.

viernes, 1 de junio de 2012

Fantasía o Realidad?


Era su primer encuentro, sucedió en un hotel de Caracas. Quedaron en encontrarse en un café cercano y allí está ella sentada esperando. Cuando llega, él busca Rosario y ella se entrega a su abrazo de bienvenida (él no tiene nombre, o mejor dicho, puede ser cualquier nombre). Ella ha luchado contra esta pasión durante largo tiempo, pero su cuerpo es traidor y se estremece en forma inmediata cada vez que la  toca. No se atreven a decir mucho. Llegan a la habitación que le han asignado, la 1303. Ha pasado mucho  tiempo desde que se desean. Se abrazan, se besan, es la primera vez. En su excitación, las pantis son arrancadas y vuelan hasta el piso. Cuando coloca él su mano sobre su monte, de su garganta sale un gemido reprimido. Finalmente, después de tanto tiempo, él está aquí para satisfacer su deseo. Su excitación es tan intensa sólo pasando los dedos contra su clítoris ella llega al orgasmo. Después se calma su respiración,  se inclina hacia abajo y mordisquea la oreja diciéndole: cuántas veces he deseado tu cuerpo. Él pasa la mano por el cuello, agarra el pezón izquierdo entre los dedos, apretando hasta que se pone duro. Al oírla gemir, él levanta su cabeza contra su pecho y comienza a morderlo. Ros apretó su cuerpo arqueado, que se mueve hacia él saboreando la sensación de su boca contra la suya. Ella grita, cuando sus colmillos perforan su pezón. Orgasmos recorren su cuerpo de pies a cabeza, dejándola temblando de placer. Antes de que pueda comprender lo que ha sucedido, él la penetra con su palpitante erección. Está tan duro y listo que empieza a golpear en ella. Con cada golpe ella le ordena que le dé más duro. Sus piernas se envuelven alrededor de él abrazándolo. Arquea la espalda, ella toma todo lo que está dando, y lo desafía para más. Él agarra el pelo en la mano tirando de su cuello hacia atrás en un ángulo agudo. Ros rastrilla las uñas por su espalda se mantiene apretada sobre sus muslos, empujándolo hacia adentro. La carne cumple con la carne, como dos se hacen uno. Se dan vuelta hasta que ella se sienta encima de él. Clavando los talones en la cama ella comienza a montar. Ubicado sobre él se siente en control. Ella se inclina y se frota contra él mientras se balancea hacia atrás y hacia adelante. El deseo, el calor empieza a subir en ella y pronto se entregará toda para él. Él le da vuelta y poniéndola en cuatro patas la penetra por detrás. Su ritmo se incrementa hasta que está  tan húmeda que la verga se le empapa en sus fluidos. Dando un fuerte gemido que él saca su polla y eyacula todo su trasero. De nuevo acostados, uno al lado del otro en la cama, se restablece la respiración, y los suspiros de satisfacción llenan la recámara. Ros cerró los ojos por un momento, al levantarse para limpiar los líquidos que aún corrían por sus piernas se dio cuenta que estaba sola, no había nadie en la recámara. Ahora lo entiende todo a la perfección…

viernes, 3 de febrero de 2012

NUESTRA NOCHE DE PASIÓN



Deseo
Tocar tu mano
Acariciarte los labios
Quiero conocer cada centímetro de ti
Probar todas las partes de tu cuerpo
Lamerte, besarte, poseerte
Beber a través de los poros
La sangre hirviente de tu pasión

Quiero perderme en tus ojos
Consumirte con un beso
Calienta mi cuerpo en llamas
Calienta el fuego en mi sangre
Con caricias dulces
Toca mi alma con tu pasión

Acuéstate a mi lado
Siente mi vagina llorando por ti
Vamos, piérdete dentro de mi
Tocar, explora, prueba
Vamos a superar la pasión, ir más allá de la felicidad
Porque esta es nuestra noche
Seremos uno consumidos por las llamas de la pasión…

miércoles, 28 de diciembre de 2011

La Primera Vez con mi Amante Virtual

Habíamos hablado varias veces por Internet, o en el MSN. Él me había pedido un encuentro frente a frente para conocernos. Finalmente accedí y nos pusimos de acuerdo en reunirnos para “ver que pasa”. Me costó mucho tomar esta decisión ya que nunca había tenido relaciones sexuales con nadie fuera de la Internet y nunca le había sido infiel a mi pareja;  pero yo quería un poco de aventura en mi vida y en ese momento yo estaba un cansada de la rutina. No puedo dejar de decir que tenía miedo de lo que pudiera pasar, es más, estaba aterrada. De todos modos, me encontré con él en un centro comercial que resultó estaba muy cerca de su casa. Estacioné mi auto en la esquina, escondido, algo lejos y escondido, para que no se levantara ninguna suspicacia si alguno de mis amigos o familiares pasaba por allí. Él me recibió en una cafetería del lugar, se levantó cuando me vio acercarme y me dio un beso en la mejilla, nos sentamos a la mesa y pedimos un café, charlamos de tonterías, Todavía me río cuando pienso en lo primero que me dijo: comentó sobre el tamaño de mi cartera diciendo que podría ser utilizado como una maleta o algo por el estilo. En un momento me susurró: “Mi departamento está cerca, vamos para poder charlar más cómodamente?”. Acepté porque estaba nerviosa de que alguien pudiera vernos. Subimos. Abrió la puerta y me invitó a pasar.  Me ofreció una bebida y me dijo que me pusiera cómoda. El apartamento es del tipo estudio, un solo ambiente, por lo que la cama era el único sitio donde podía sentarme. Regresó en un instante con un par de cervezas heladas y me preguntó que sí podía sentarse a mi lado. Con una sonrisa pícara le dije que si. Después de hablar un poco se inclinó y me besó. Yo en verdad esperaba que se devorara mi boca, pero no fue así en absoluto ¡Él era tan dulce! Con sus manos tomó mi cabeza y recorrió de arriba a abajo mi espalda. Era tan suave que me hizo temblar y me acerqué hacia él, porque yo quería más. Movió las manos hacia el frente de la camisa y se atrevió lo suficiente como para meter su mano debajo hasta encontrar el sujetador de encaje rojo que decidí llevar. Me mantuve apretada hacia él para mantener el beso. Me recosté en la cama. Se acostó entre mis piernas, deslizando su mano dentro de mi pantalón mientras con la otra me tomaba del pelo, luego me los desabrochó y me los sacó con facilidad hasta las rodillas. Dejó de besarme y se concentró en acariciar mi gruta con los dedos. Traté de contenerme, pero yo estaba tan mojada que me empecé a retorcerme, girando mi cuerpo, tratando de que sus dedos entraran más profundo en mí. Yo arqueaba la espalda y gemía cuando de repente se detuvo. Yo estaba pensando que había hecho algo malo, cuando se levantó de la cama. Se acercó a la pequeña cómoda, abrió el cajón de arriba a la izquierda y sacó un preservativo. Yo estaba al borde de emoción cuando lo vi empezar a desabrocharse la ropa propia y dejarlos caer al suelo mientras envolvía su enorme polla en el látex. De regreso a la cama terminó de sacar mis pantalones y los tiró al suelo. Al instante me agarró la cara para acercarme hacia él para besarme otra vez. Había pasado tanto tiempo desde que me había sentido plena teniendo relaciones sexuales que yo sabía que acabaría apenas su pene tocara la entrada de mi vagina, pero no podía acabar aún. Yo estaba tan mojada como no lo había estado nunca. Abrí mis piernas un poco más separadas y sentí su pene por primera vez, apenas tocando mi coño. Poco a poco, entrando la cabeza palpitante, me quedé sin aliento, se detuvo, pero no salió y empezó a besarme de nuevo. Fue entonces cuando se deslizó con gran facilidad, dejando escapar un gemido. Me besó el cuello mientras nuestros cuerpos se empezaban a amoldar y a girar al mismo ritmo. Se movía muy lento y se aseguraba de que cada golpe fuera profundo y penetrante. Fue entonces cuando no pude soportar el resto de mi ropa por más tiempo. Me senté y el me arrancó la camisa tan rápido como pudo y ya sacaba mi sujetador fuera del camino. Mis pezones se sentían como si estuvieran a punto de explotar, Agarró, pellizcó y acarició cada seno, chupando y lamiendo, dedicándose al izquierdo, él sabía que era el botón para enardecer mi cuerpo. Comenzó a mover su polla en mí un poco más rápido embistiendo muy duro y penetró muy profundo en mi vagina. Yo estaba gritando su nombre y pidiendo más fuerte, más aprisa cuando me dobló las piernas contra el pecho y la penetración se hizo aún más profunda de lo que pensé era posible. Podía sentir su polla palpitante dentro de las paredes de mi coño y me sentí más húmeda con cada golpe. Mi cabeza daba vueltas mientras que él me poseía, y es ahí cuando acabé. Yo nunca había tenido un orgasmo así antes y me encantó la sensación de las contracciones que mi vagina hacía con su miembro en el interior. Me embistió un poco más rápido y duro, su cuerpo hacía ruidos golpeando contra mi cuerpo y su semen comenzó rezumar a borbotones dentro de mi cuerpo. Él se retiró, y mi coño hizo un ruido cuando la cabeza salió fuera de mí y se puso a mi lado, mimándome, abrazándome, besándome y diciéndome estas palabras: “Eres divina, Ros. Siento que ya hay una conexión entre nosotros que va más allá del sexo, me siento unido a ti de muchas maneras… Podrías hacer que me enamore…” Yo le respondí: “Esas son cosas del destino…”. Y me dijo: “Para nuestro próximo encuentro te voy a tener preparada una sorpresa que se que te va a gustar…” Y así fue…. Pero esa es otra historia…..